Mi Beagle Molly

Ésta es la historia de una parejita que luego de unos cuantos años de novios tuvieron la iniciativa de irse a vivir juntos. Al principio todo iba bastante bien, pero ella no toleraba a la perrita que él había traído y por este motivo, luego de algunos días de interminables peleas, ella le dió un ultimátum : «o se va la perra o me voy yo».

El joven, entre la espada y la pared, no tuvo más alternativa que publicar un muy particular anuncio en las redes sociales. Éstas fueron sus inolvidables palabras:

«A mi novia no le gusta mi hermosa Beagle Molly, así que tengo que buscarle un nuevo hogar. Es de pura raza y la he tenido por más de 2 años. Le gusta mucho jugar pero no está que digamos muy bien domesticada, tiene el pelo largo y la pobrecita necesita bastantes cuidados, especialmente en las uñas, pareciera que le encanta tenerlas perfectas. Es bastante mañosa y suele quedarse la mayor parte de la noche despierta; por momentos pienso que debe dormir solamente mientras estoy en el trabajo, porque de otra forma no sé como aguanta… Sólo come la mejor comida y para peor, de la más cara. Tampoco tiene la costumbre de saludarte con alegría cuando llegas a casa y rara vez te da cariño, ni siquiera cuando más lo necesitas. Eso sí, no muerde, pero tiene un genio insoportable !!!
Así que… si alguien llega a estar interesado en mi egoísta, mala y para mí ya intolerable novia a punto de cumplir los 27 años, yo y mi perrita la queremos fuera lo antes posible !!! «

Anuncio publicitario