Dizquedicen.

Dizquedicen que había una vez dos amigos que estaban contemplando un cuadro. La pintura, obra de quién sabe quién, venía de China. Era un campo de flores en tiempo de cosecha. Uno de los dos amigos, quién sabe por qué, tenía la vista clavada en una mujer, una de las muchas mujeres que en el … Continúa leyendo Dizquedicen.

Libres mariposas.

Ya se ve el tumulto del cielo. Están llegando. Son negras y anaranjadas, como las monarcas que llegan a México el día de los muertos, o las que se pasean en los patios remotos del sur del conurbano cuando parece primavera. Aquí, a estos aledaños del mundo, llegan en marzo. Se traen, como creían los … Continúa leyendo Libres mariposas.

Alma de poeta.

El poeta cuando tiene su alma inundada de pobreza, cuando tiene al alcance de sus ojos a la injusticia, cuando un abismo sentimental lo invade por tanta infelicidad ajena, sus escritos lloran las penas de todos los que acabaron muriéndose en silencio. (dc) Continúa leyendo Alma de poeta.

El paisaje de la realidad.

«Los funcionarios no funcionan. Los políticos hablan pero no dicen. Los votantes votan pero no eligen. Los medios de información desinforman. Los centros de enseñanza enseñan a ignorar. Los jueces condenan a las víctimas. Los militares están en guerra contra sus compatriotas. Los policías no combaten los crímenes, porque están ocupados en cometerlos. Las bancarrotas … Continúa leyendo El paisaje de la realidad.

El adivino.

En Sumatra, alguien quiere doctorarse de adivino. El brujo examinador le pregunta si será reprobado o si pasará. El candidato responde que será reprobado… Jorge Luis Borges Quién puede dudar de la tan rebuscada genialidad del gran escritor? También les dejo uno de sus tantos poemas: Los justos. «Un hombre que cultiva su jardín, como … Continúa leyendo El adivino.

Y uno aprende

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma; y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender… Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar … Continúa leyendo Y uno aprende

Eduardo Galeano

Algunas definiciones de nuestro querido Eduardo Galeano en el “Diccionario del Nuevo Orden Mundial”   Creación: Delito cada vez menos frecuente.   cultura universal: Televisión.   deuda externa: Compromiso que cada latinoamericano contrae al nacer, por la módica suma de 2 000 dólares, para financiar el garrote con el que será golpeado.   muerte de … Continúa leyendo Eduardo Galeano

El dios de Spinoza.

Te has preguntado alguna vez si Dios estuviera frente a tí que te diría? Cuenta una leyenda que una vez le preguntaron a Albert Einstein si creía en Dios, y él contestó que sí, pero que sólo en el Dios de Spinoza, ese mismo Dios que si estuviera frente a él seguramente le diría: “Deja … Continúa leyendo El dios de Spinoza.

El principito y la rosa.

– “Te amo” – dijo el principito… – “Yo también te quiero” – dijo la rosa. – “No es lo mismo” – respondió él… «Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía… Querer es hacer nuestro lo que no nos … Continúa leyendo El principito y la rosa.

El beso.

El viento, pensaba un niño mirando el bosque petrificado en el Nahuel Huapi, debe ser un beso. Y en tanto lo hacía… intentaba descubrir ¿de quién era el beso y para quién sería? En esos mismos instantes, mientras el sol empezaba a desaparecer más allá de la eclíptica, alguien entendía que algún secreto había sido … Continúa leyendo El beso.

Esperando…

Todos los días voy a la pequeña estación de tren a buscar a alguien. Quién es ese alguien, no lo sé. Siempre paso por ahí después de hacer las compras en el mercado. Me siento en una fría banca, pongo la cesta de las compras sobre mis rodillas, y miro abstraídamente hacia los molinetes. Cada … Continúa leyendo Esperando…

Sólo en una mujer…

No es difícil concluir que para nosotros, los hombres, no hay nada mejor que tener una mujer a nuestro lado. Sin embargo las hay de muchas maneras, están las amigas, las cómplices, las que te acompañan vayas donde vayas, las amantes, las divertidas, las que te saben poner los límites, las sensibles, las que a … Continúa leyendo Sólo en una mujer…

Reir llorando.

Cuantas veces al ver a una persona sonriente, alegre, vital, damos por seguro que esa persona es completamente feliz y muy agraciada en esta vida. Sin embargo no tenemos en cuenta que sólo estamos viendo simplemente su forma de mostrarse al mundo y nunca podremos saber lo que realmente está llevando dentro de su alma. Jamás … Continúa leyendo Reir llorando.

De eso se trata….

Una muy vieja y conocida fábula cuenta que una vez un hombre que regularmente asistía a interesantes reuniones de un determinado grupo, alcanzado quizás por una pequeña depresión proveniente de un estado de baja autoestima y creyendo que en realidad su participación no aportaba nada positivo, sin ningún tipo de aviso abandonó dichas actividades. Después … Continúa leyendo De eso se trata….

La marioneta.

La marioneta Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo. Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan. Dormiría poco, … Continúa leyendo La marioneta.

Un día como cualquier otro decidí triunfar…

Aquella vez decidí ser exitoso, y así, después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar… Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como … Continúa leyendo Un día como cualquier otro decidí triunfar…