Especies.

Luego de mucho esfuerzo había podido volver a ser el mismo ser humano que alguna vez había sido. Pero claro, para ese entonces ya todos los demás se habían convertido en grandes y asquerosos insectos. Tanta fue su lucha por lograrlo, que no se había percatado que sería el único en su especie. Era el … Continúa leyendo Especies.

Lentes.

Eran unos lentes mágicos, maravillosos, espectaculares y por supuesto, increíblemente útiles. Con sólo ponérselos se podía ver la tez de las personas según lo tan buenas que fueran, según su integridad, según si vivían siendo falsas, y más vale que nada tenía que ver el color de piel original que las mismas tuvieran. Con ellos … Continúa leyendo Lentes.

El mensaje.

Un acaudalado profesional venía manejando su muy lujoso auto en plena ciudad mientras discutía acaloradamente con su mujer sobre las cada vez más complicadas situaciones de pareja. Lejos de quedarse callada su hija de casi 15 años que venía en el asiento de atrás también intervenía en la fuerte discusión debido a que el principal … Continúa leyendo El mensaje.

Igualdades…

Mientras estaba terminando de lavar los platos noté que mi pequeña hijita me miraba detenidamente cómo si estuviera intentando ordenar sus muy juveniles pensamientos. – Mamy, ¿es cierto que Juan y yo somos iguales? Suspiré profundamente y mientras intentaba imaginar por donde podía venir la pregunta, cerré el grifo de la pileta y me sequé … Continúa leyendo Igualdades…

¿Qué somos…?

El otro día mientras estaba en la sala de espera de una clínica no me quedó más remedio que escuchar a una señora muy “paqueta” hablar con un amiga a través de su muy brilloso y dorado teléfono celular: “Pero sí querida… se tienen que ir de Argentina todos esos paraguayos que les terminan sacando … Continúa leyendo ¿Qué somos…?

Porque son negros…

Los «pibes» se metieron al vagón a los gritos. Eran tres y ninguno tenía más de ocho años, eran flaquitos y un poco maleducados, se podía ver a simple vista que eran un tanto pillos como cómplices de un compañerismo sin igual. Uno sólo tenía zapatillas, el que parecía ser más chiquito y al que … Continúa leyendo Porque son negros…

Esa cálida luz…

No soportaba más el sabor de sus propias lágrimas, nada tuvo que ver en ésto el destino, solo él tejió la pegajosa telaraña en la que se veía atrapado. No comprendía como se había podido dejar engañar por sí mismo, a tal punto de romper lo mas sagrado que tenía. ¿Podría volver atrás ? Aunque … Continúa leyendo Esa cálida luz…

Ya no quiero…

– Mami, ya no quiero ser doctor… – Pero hijo, por qué no? Si hasta ayer con mucho entusiasmo decías que lo serías? – Bueno, en realidad lo quisiera… pero nunca lo podría lograr. – Qué locuras dices? Claro que lo podrás ser ! Y serás uno muy bueno, el mejor, porque no sólo vas … Continúa leyendo Ya no quiero…

Rayito de luz.

Su nombre era Aldo, Mugroso le decían los niños del barrio, más bien algunos se lo gritaban. Los vecinos del lugar ya habían perdido la noción del tiempo y símplemente aseguraban que desde siempre Aldo era el pordiosero de la plaza. Dormía en la casillita donde estaban los motores del riego del verde y florido … Continúa leyendo Rayito de luz.

Etcétera

Era imperiosa la hora de llegar a casa e ir derecho al diccionario, creía ya saber perfectamente el significado, sin embargo tenía que encontrar alguno más que pudiera despejar sus tristes pensamientos… Primero encontró: «Expresión usada para sustituir el resto de una enumeración que se sobreentiende gracias a una progresión lógica o al contexto, por … Continúa leyendo Etcétera

Si supieras…

Otro increíble amanecer frente a sus ojos; ya podía sentir el tibio sol, imaginar los vivos colores que pintaban el paisaje, escuchar el continuo baile de las olas, percibir esa cálida brisa de primavera que aseguraba uno de esos días para nunca olvidar. Y como siempre, ahí estaba… ese amor inconmensurable que había nacido sólo … Continúa leyendo Si supieras…

Él.

Todo pareciera converger siempre en una misma historia. El futuro había llegado, los científicos controlados por las grandes corporaciones lograron tener a su alcance una tecnología que permitía un implante neuronal en los bebés que nacían destiados a la clase sometida, también llamada como los «works», que evolucionaba a medida que el niño iba creciendo … Continúa leyendo Él.

Una flor.

Un instantáneo impulso por hacerme de esa flor, hermosa y radiante, me llevó a cruzar la calle y muy delicadamente tomarla en mis manos. Su increíble aroma me hizo sentir que esta inusual reacción tendría un motivo y si bien no lo conocía, algo me decía que era importante. Fue raro, porque desde ese momento … Continúa leyendo Una flor.

Un cuento imaginario.

Un raro virus había contagiado a toda la humanidad. Los médicos llegaron a encontrar que la maldad, la falsedad y el egoísmo eran los principales desencadenantes de la enfermedad y mantener comportamientos que resultaran ser irrespetuosos o sentimientos que incluyeran la falta de amor por los demás, agravaban las consecuencias y terminaban acelerando un sufrido … Continúa leyendo Un cuento imaginario.

Ese día…

Parece simplemente que todo el mundo es diferente, la mañana tiene un aroma nunca antes percibido, los colores son más vivos y el cantar de la naturaleza llega a mis oídos filtrando sutilmente los cotidianos ruidos de la urbe. Siento que las personas se comportan inobjetablemente, como si el destino me estuviera invitando a que … Continúa leyendo Ese día…

La compañía.

Ese día había recibido un llamado telefónico de uno de mis mejores amigos de la infancia, de ésos que uno lleva fuertemente apuntalado en el corazón, pero que tristemente el destino había querido que nos distanciáramos. Muchísimo gusto me había dado volver a escucharle, hacía tiempo que nada sabía de él. El ¿Cómo estás? había … Continúa leyendo La compañía.