El mono que quiso…

En la selva vivía una vez un Mono que quiso ser escritor satírico. Estudió mucho, pero pronto se dio cuenta de que para ser escritor satírico le faltaba conocer más a sus semejantes, y se aplicó a visitarlos a todos, ir a los cocteles, a observarlos por el rabo del ojo mientras estaban distraídos con … Continúa leyendo El mono que quiso…

Un día de éstos…

El lunes amaneció tibio y sin lluvia. Don Aurelio Escovar, dentista sin título y buen madrugador, abrió su gabinete a las seis. Sacó de la vidriera una dentadura postiza montada aún en el molde de yeso y puso sobre la mesa un puñado de instrumentos que ordenó de mayor a menor, como en una exposición. … Continúa leyendo Un día de éstos…

«In»

Hasta los más grandes se permiten jugar un poco con las palabras… *** «In» – Veamos ―dijo el profesor ―¿Alguno de ustedes sabe que es lo contrario de “in”? – ¡Out! ―respondió prestamente un alumno. – Bueno, no es obligatorio pensar en inglés. En español, lo contrario de “in” (como prefijo privativo, claro), suele ser … Continúa leyendo «In»

Esta vida…

«Esta vida me ha enseñado que no hay que insistir sobre la belleza de las tierras, de las criaturas, ni de las cosas. Que debería uno tener el valor estético de ser siempre y en todo viajero, sólo viajero, porque al final el mejor recuerdo es el de aquello que no se tuvo nunca, y … Continúa leyendo Esta vida…

El pan ajeno.

Un muy pequeño relato con el verdadero sabor a algo que se llama grandeza. El pan ajeno. Aquel era un pan ajeno, el pan de mi compañero. Éste confiaba sólo en mí. Al compañero lo pasaron a trabajar al turno de día y el pan se quedó conmigo en un pequeño cofre ruso de madera. … Continúa leyendo El pan ajeno.

Dizquedicen.

Dizquedicen que había una vez dos amigos que estaban contemplando un cuadro. La pintura, obra de quién sabe quién, venía de China. Era un campo de flores en tiempo de cosecha. Uno de los dos amigos, quién sabe por qué, tenía la vista clavada en una mujer, una de las muchas mujeres que en el … Continúa leyendo Dizquedicen.

El adivino.

En Sumatra, alguien quiere doctorarse de adivino. El brujo examinador le pregunta si será reprobado o si pasará. El candidato responde que será reprobado… Jorge Luis Borges Quién puede dudar de la tan rebuscada genialidad del gran escritor? También les dejo uno de sus tantos poemas: Los justos. «Un hombre que cultiva su jardín, como … Continúa leyendo El adivino.

Eduardo Galeano

Algunas definiciones de nuestro querido Eduardo Galeano en el “Diccionario del Nuevo Orden Mundial”   Creación: Delito cada vez menos frecuente.   cultura universal: Televisión.   deuda externa: Compromiso que cada latinoamericano contrae al nacer, por la módica suma de 2 000 dólares, para financiar el garrote con el que será golpeado.   muerte de … Continúa leyendo Eduardo Galeano

El principito y la rosa.

– “Te amo” – dijo el principito… – “Yo también te quiero” – dijo la rosa. – “No es lo mismo” – respondió él… «Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía… Querer es hacer nuestro lo que no nos … Continúa leyendo El principito y la rosa.

El libro de arena.

La línea consta de un número infinito de puntos; el plano, de un número infinito de líneas; el volumen, de un número infinito de planos; el hipervolumen, de un número infinito de volúmenes… No, decididamente no es éste, more geométrico, el mejor modo de iniciar mi relato. Afirmar que es verídico es ahora una convención … Continúa leyendo El libro de arena.

Alas del mismo pájaro

Tanto se amaban que lograron de la Suma Bondad su más ferviente deseo: ser alas del mismo pájaro. Así, jamás se separarían, unidos en un cuerpo, diferentes y libres. Bogaban por las atmósferas radiantes y cortaban en su vuelo la luz de los astros; sobre el mundo, embriagados del perfume de los bosques y de … Continúa leyendo Alas del mismo pájaro

Esperando…

Todos los días voy a la pequeña estación de tren a buscar a alguien. Quién es ese alguien, no lo sé. Siempre paso por ahí después de hacer las compras en el mercado. Me siento en una fría banca, pongo la cesta de las compras sobre mis rodillas, y miro abstraídamente hacia los molinetes. Cada … Continúa leyendo Esperando…

Ahora, ¿adónde?

Ahora, ¿adónde? El torpe pie quisiera llevarme a Alemania, más la razón, prudente, mueve la cabeza, como diciendo: Es cierto que acabó la guerra, pero quedan cortes marciales, y dicen que escribiste antaño cosas que te hacen fusilable. Eso es verdad, poco agradable sería verme fusilado. No soy un héroe, me faltan los patéticos ademanes. … Continúa leyendo Ahora, ¿adónde?

Arena.

No hace mucho que dejó de llover y amaneció en el campo. El rastrojero avanza a los tumbos enterrándose en el barro. La marcha es cada vez más lenta. El motor se ahoga. En la caja del rastrojero viajamos la abuela, mi madre, mi hermana y yo. Viajamos abrazados, ahí atrás, entre valijas, bolsos y … Continúa leyendo Arena.