El discípulo.

El discípulo le pregunta a su maestro como podía hacer para expresar todo lo mucho que sentía, todo lo mucho que tenía para dar, pues la vida era hermosa y todo lo que en ella existía era para disfrutar…

El maestro con un aire de complacencia al advertir que estaba ante la presencia de un ser Feliz, que veía con sabia humildad todo lo que la vida le había otorgado, le dice :

Mi querido amigo, para ello, se inventó el gotero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s