Una receta vital.

Pon tu experiencia, tu sabiduría, tus valores, tus principios, tus afectos, tus sueños y también todas tus aspiraciones en un recipiente bien resistente.
Batir todo con mucho cuidado para que nada se vuelque sin olvidarse de ir espolvoreando con mucho esfuerzo y dedicación.
Una vez lograda una buena consistencia, moldea tu futuro como más te guste ayudándote siempre con todo el amor del que puedas disponer.

Eso sí… Una vez que lo hayas conseguido y sientas que eres feliz, no olvides convidar… Su sabor, depende de ello.

 

Dedicada a mis amigos con el mayor deseo de Felicidad para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s