No esperemos peras del olmo

Si lo poco de muchos es igual a lo mucho de pocos… pero quienes tienen el poder son los pocos que tienen mucho y no los muchos que tienen poco… imagina cual es el paradigma que deberemos seguir.

Cuenta una historia que …

Un grupo de científicos encerró a cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas. Cuando uno de los monos intentaba subir la escalera para agarrarlas los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que se quedaban en el suelo. Pasado algún tiempo, los monos aprendieron de esta manera que la única posibilidad de no recibir el chorro de agua helada era no permitir que alguno de ellos fuera a tomarlas, por lo que utilizaban la fuerza si hacía falta para lograr que nadie suba la escalera. Después de haberse repetido varias veces la experiencia, ningún mono osaba subir la escalera, a pesar de la tentación de los ricos plátanos.

Fue así como los científicos sustituyeron a uno de los monos por otro nuevo. Lo primero que hizo el mono novato al notar que arriba de la escalera había bananas fue intentar subir la escalera para tomarlas, sin embargo los otros rápidamente lo bajaron y castigaron antes de que saliera el agua fría sobre ellos. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo nunca más subió por la escalera.

Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo con el que entró en su lugar. El primer sustituido participó con especial entusiasmo en la paliza al nuevo. Y así lo hicieron con un tercero y luego con el cuarto hasta que finalmente todos los monos originales fueron sustituidos.

La nueva situación no era otra que contábamos con un grupo de cinco monos que, a pesar de no haber recibido nunca una ducha de agua fría, continuaban golpeando a aquél que intentaba llegar hasta los plátanos.

Si fuera posible preguntarle a cualquiera de ellos por qué le pegaban con tanto ímpetu al que intentaba subir a por los plátanos, con certeza la respuesta sería la siguiente:

“No tengo la menor idea… Aquí, las cosas siempre se han hecho así…”.

——

Muchos de los que están gobernándonos, y no hablo sólo de nuestro país (el mundo es mucho más chico y más frágil de lo que pensamos), nunca van a necesitar jubilarse, ni buscar trabajo, ni esforzarse en sus tareas, ni privarse de abundantes manjares, ni de alocadas y muy costosas vacaciones; nunca van a saber lo que se siente tener frío, hambre o “sencillamente lo que significa la desprotección…”

… No esperemos peras del olmo…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s