Vuela…

Cuenta la historia que un paisano de regreso a su casa encontró un huevo muy grande.
Nunca había visto nada igual y decidió llevarlo a su casa.

– ¿Será de un avestruz? -le preguntó a su mujer.

– No. Yo los conozco y son muy diferentes -dijo el abuelo.

– ¿Y si lo comemos? -propuso el ahijado- Parece muy rico.

– Es una lástima. Perderíamos la oportunidad de ver que nace -respondió cuidadosa la abuela-.

Y ante la duda lo colocaron debajo de la gran pava que tenían y que justo en esos momentos estaba empollando huevos.

– Quién sabe, tal vez con el tiempo pudiera nacer algo -afirmó el paisano-.

Y fue así que a los quince días nació una particular cría de color oscuro, era más grande de lo normal y tenía una actitud algo nerviosa, actuaba con mucha avidez.
Comió todo el alimento que encontró a su alrededor y luego miró a la madre con vivacidad como diciéndole con mucho entusiasmo:

– Bueno, ahora vamos a volar !!!

La mamá pava se sorprendió muchísimo de la actitud de su flamante cría y le explicó:

– Mira, los pavos no vuelan. Me parece que te sienta mal comer de prisa. Tienes que tratar de comer más despacio y en su justa medida.

Sin embargo el audaz pavito al terminar siempre su almuerzo o cena, su desayuno o merienda, los invitaba a sus hermanitos a volar.

– Vamos, muchachos ¡a volar! ¡a volar!

Todos los pavos se cansaban de explicarle una y otra vez:

– Los pavos no vuelan. A ti te sienta mal la comida.

Y fue así que el pavito empezó a hablar más de comer y menos de volar.
Y creció, creció y creció hasta morir en la pavada general.

Sin embargo era un cóndor y había nacido para volar hasta los 7,000 metros de altura… para llegar a la cima, a lo más alto… ¡Pero claro, en su medio, nadie volaba… y todos le decían, porque así lo creían, que volar… era imposible.

(Una humilde adaptación muy personal de un hermoso cuento escrito por el Padre Mamerto Menapace, monje benedictino de Los Toldos, Buenos Aires, Argentina)

***
El riesgo de morir en la “pavada general” puede ser muy grande cuando nadie vuela a tu alrededor !!! Muchas puertas podrán estar abiertas porque nadie las cierra, pero otras podrán estar cerradas de por vida si esperas que alguien venga a abrirlas por tí…

“Abre todas las puertas que creas necesario, si no son las correctas siempre habrá tiempo y lugar para las disculpas, pero si lo son… podrás volar si ése era tu destino”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s