Temores…

Temía estar solo hasta que aprendí a disfrutar de mi propia compañía,
temía fracasar y me di cuenta que era una buena oportunidad para aprender,
temía a lo que opinaran los demás y supe que lo importante era mi opinión,
temía la ingratitud y encontré que el dar era mi mayor alegría,
temía que me rechazaran y reconocí que los rechazos estaban en mi mente,
temía el dolor hasta que aprendí que de ellos uno crece,
temía a la verdad y descubrí en ella la única oportunidad de liberarme,
temía al odio hasta que me di cuenta que sólo es producto de la ignorancia,
temía a la oscuridad hasta que pude encontrar mi propio brillo,
temía a la muerte hasta que aprendí a vivir con plenitud cada instante,
temía al resentimiento hasta que me di cuenta que es a mí al único que dañaba,
temía el ridículo hasta que aprendí a reírme de mí mismo,
temía envejecer hasta que encontré que cada estación tiene su propio encanto,
temía al pasado hasta que comprendí que sólo hay que saber aceptarlo,
temía a mi destino, hasta que pude hacerme de fuerzas para enfrentarlo,
temía al cambio hasta que encontré que en él siempre se encuentran nuevos tesoros,
pero si es que hay algo que por mucho, mucho temo…
es el que algún día, no pueda contar contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s