Éxtasis digital…

Estaba a punto de quedarse dormida cuando la sorprendió una tierna caricia de su marido a la altura del cuello. Inmediatamente después sintió el pie de él acoplándose al de ella por debajo de las sábanas y recorrer delicadamente su pierna como dibujando su figura. Simplemente no podía creer lo que estaba sucediendo, tanto le extrañaba el comportamiento de su esposo como el sentimiento de placer que comenzaba a inundar todo su cuerpo y que creía haber perdido desde hace ya mucho tiempo. Ni hablar de cuando empezó a notar que los dedos de su querido compañero comenzaban a deslizarse por su espalda como buscando esos sensibles puntos que muy bien él sabía la hacían explotar de locura y excitación.

Ya cuando empezaba a sentir que los años empezaban a descontarse y volvía a ser esa joven apasionada que alguna vez había sido, notó con tristeza que las deliciosas caricias de su añorado amante se detenían y que él muy lentamente se iba alejando de su lado.

Fue cuando mordiéndose fuertemente los labios y con la más sensual de las voces, no pudo evitar decir:

“Ay querido, maravilloso!!! Pero por que te has detenido?”

Muy sorprendido por la pregunta su marido le contestó:

“Uy disculpá, te hacía dormida… Es que ya encontré el control remoto.”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s