Daniel Calcagni

Santiago Maldonado

El profesor tomaba lista, al llegar a Santiago Maldonado nadie levantó la mano…

El médico salía de su consultorio y en voz alta llamaba a Santiago Maldonado, nadie se hizo presente…

Se escuchaba por el altavoz de la humilde estación de tren que el señor Santiago Maldonado se haga presente en el sector de informes , nadie lo hizo…

Se anunciaba en el gran salón que el señor Santiago Maldonado podía pasar a buscar por la administración algunas pertenencias encontradas, nadie pasó a retirarlas…

Y así, cómo si toda una nación se hubiera puesto de acuerdo, sólo un triste y muy pesado silencio sucumbió al llamado desesperado de toda una sociedad cansada de tanta mentira y crueldad.

Que ese silencio no sea igual al nuestro !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: