Vida…

Otro día muy largo había llegado a su fin y tampoco había salido sorteada. Esos sorteos celestiales parecían nunca estar de su lado….

Que injusta y cruel maniobra del destino la habían llevado a esa situación, no era poco lo que estaba en juego, para ella era importante, todo su futuro dependía de ello. Soñaba por las noches que al despertar hubiera sido la elegida.

Cansada de tener tantos pensamientos perturbadores ya no veía la hora que llegase ese día, ése en el cual sienta que si bien su corazón sería prestado, se acabaran sus miedos y su vida al fin pudiera tomar otro sentido…

La inocente niña lo merecía…

Su familia, inundada de impotencia y desesperación, también…

Daniel Calcagni.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s